Centros motores aplicados a la interpretación y el baile

Por Sonia Sampayo

DIRIGIDO A:

Estudiantes de cursos avanzados y profesionales de las artes escénicas.

Formación realizada en la Escuela Para El Arte del Actor Clara Médez-Leite

www.escuelamendezleite.com

DESCRIPCIÓN

Danza y Música forman parte de la herencia cultural de un pueblo, siendo la cultura el conjunto de todos los modelos de pensamiento, interpretación, manifestación, ideas, tradiciones, formas de comunicación, creencias y actitud espiritual a través de las cuales una sociedad regula el comportamiento de los integrantes de dicha sociedad.

Cultura e individuo se crean y enriquecen mutuamente.
Cada individuo, además, puede aportar su voz y su movimiento (ajenos a sistemas externos), tal y como nacen de su interior, para añadir un nuevo valor a la cultura de la que proceden.

Conocer la Danza Africana es reconocer nuestra herencia cultural. Es adentrarse en la vida social, hábitos y lenguaje corporal de personas que continúan unidas a la tierra, a los elementos, a la naturaleza, a lo ritual, espiritual, mágico y religioso, a los ciclos y las etapas de la vida y a la celebración de la existencia y de la relación con los demás.

La Danza Africana es una expresión que reta energéticamente a bailarines y artistas en general, a educadores y audiencia, porque nos empuja a afrontar distintas proporciones, impulsos, dinámicas y estructuras muy alejadas de la simplicidad con la que occidente se empeña en describirla. La Danza Africana está muy lejos de ser simple; es más bien el gran ejemplo de UNIDAD, que da respuestas, a través del ritmo, de las repeticiones y de la profunda sencillez de sus formas.

Esta danza puede ofrecer la amplificación de sus límites y de su visión a través de:

  • Escucha de la polirritmia
  • Observación de la proliferación de imágenes (gestos en continua repetición)
  • Descubrir símbolos y significados que dan contenido e intención al movimiento
  • Experimentar la simultaneidad de danza y movimientos cotidianos mientras ocurren en la vida 
  • Convivencia de lo pagano y religioso, de lo ritual y lo intuitivo, de la improvisación y la estructura, del naturalismo y lo abstracto, de lo cotidiano y lo extraordinario, de lo social y lo individual, de lo femenino y lo masculino, de lo ancestral y lo moderno
  • Capacidad de mostrar y entender la realidad actual a través de una expresión ancestral en continua evolución.